Circuit CALAFAT

 

El Circuit Calafat fue inaugurado en 1974.  Tras varias ampliaciones, el trazado mide actualmente 3.250m, siendo uno de los circuitos más divertidos de los que acudimos.

En él se han celebrado pruebas nacionales e internacionales de todo tipo. Especialmente, la que más nos gusta fue el CET (“el DTM español”) de sus años dorados, a finales de los 80s y principios de los 90s.

El asfalto es de muy alta calidad, lo que permite una conducción deportiva efectiva tanto en seco como en mojado, con un desgaste de neumáticos ideal.

La meteorología habitual en meses de otoño / invierno suele ser muy suave. Al estar al lado del mar, suele tener más viento que otros trazados (lo que también ayuda a suavizar la temperatura en épocas de máxima calor).

El trazado es ideal tanto para coches potentes como ligeros. Muy técnico y rápido. El final de recta es espectacular y las rápidas chicanes son apasionantes.

Las instalaciones cuentan con varios paddocks, boxes, un bar-restaurante con muy buena comida y precios populares, terraza con vistas, etc. Mejorando jornada tras jornada.

Desde 2022, se celebra la prueba reina del campeonato de resistencia automovilística “500KM”.

El año que viene, el Circuit Calafat también albergará como mínimo una prueba del campeonato 2023. Nos encanta este trazado.